Infancia, adolescencia y adultez (madurez) Gastronómica

La vida misma del ser humano de divide en tres grandes momentos, que luego los especialistas lo subdividen en más etapas.
Aquí daremos las principales definiciones de la vida humana y a posterior lo entrelazaremos con la vida Gastronómica.

La infancia, es el periodo de vida entre el nacimiento y la adolescencia.

Las características principales son:

  • El desarrollo físico.
  • Los primeros pasos.
  • El crecimiento del cerebro, para el futuro de desarrollo físico, cognoscitivo y emocional.
  • El desarrollo de habilidades motoras.

La adolescencia, está marcada por la aparición de la pubertad, es el inicio de la edad adulta, marcado por el momento que se ha completado el desarrollo del organismo.

Las características principales son:

  • Es una apoca de grandes cambios, que marca el proceso de transformación de niño en adulto.
  • Grandes cambios físicos.
  • Es el momento de búsqueda de la propia identidad.
  • Es un periodo emocionalmente muy activo.
  • Es el comienzo de la autonomía en la elección de los afectos.
  • Dentro de la adolescencia, hay etapas de maduración hasta pasar a la edad adulta.

La adultez y/o madurez, es la etapa del desarrollo de la vida, en el que el individuo normal alcanza la plenitud en su evolución física, biológica y psíquica.

Las características principales son:

  • La personalidad y el carácter se presentan firmes y seguros.
  • Es el momento de la vida, en el que mayor rendimiento en la actividad, se representa.

Ahora veremos, la evolución en la vida gastronómica.

Infancia Gastronómica.

  • Los proyectos nacen, en los primeros tiempos de vida, aparecen dificultades propias de un recién nacido. Hay que estarle encima, cuidarlo, mimarlo. Darle de comer. Nada puede hacer por sí solo.
  • Luego se larga a caminar y cuando parece que todo va bien, vienen las primeras caídas, golpes, problemas de la gestión. Una gestión signada por la inexperiencia, cada persona o cada emprendimiento son únicos y como cada hijo nos enseña un camino.
  • El restaurante comienza a hablar como un niño, pero poco se le entiende, hasta que el lenguaje se asienta. Los restaurantes tienen 6 meses de vida mínimo con estos síntomas.
  • El crecimiento de eso, comienza a tener una forma y rasgos. El restaurante define rasgos y casi es como un bebe, a veces parecía de ojos claros y luego resultaron ser oscuros.
  • El restaurante va formando su cerebro para luego accionar.
  • La escuela primaria, está representada en el restaurante, por ese momento en que se aprenden las nociones básicas para ser Restaurante.
    • Sumar, restar, multiplicar y dividir. La contabilidad.
    • Geografía. La elección, de la orientación del menú.
    • Ciencias naturales, nos ayudan a conocer nuestras materias primas.
    • Literatura es nuestro aprendizaje, para atender y contar nuestro negocio a nuestros clientes.
    • Y no perdiendo nunca la clase de educación física, que es la que nos mantiene vitales y saludables para hacer las otras.
    • No olvidando el tiempo libre, para la parte lúdica y creativa. Todo restaurante debe tenerla.

Hasta aquí habremos formado los cimientos de nuestro restaurante, que estarán más o menos fuertes.

Y un día llega la adolescencia…

Llena de los conflictos del crecimiento, la adolescencia del restaurante, tiene crisis de identidad. Y son momentos que no sabemos hacia donde ir.
Se nos aparecen, las dudas del camino a seguir, si agregar carnes o pescados, si sumar personal o maquinas, si cerras y te pones algo más pequeño.
Estamos creciendo, agrandamos nuestro restaurante, le agregamos sillas, mejoramos y nos ocupamos de la decoración, casi como un adolescente de su vestimenta.
Los cambios estéticos del restaurante, son como esas ganas de tatuarse o de pararse los pelos de ese cantante de rock o esas primeras señales de la barba y los recortes; son en el restaurante: “que hago con todo esto nuevo que me apareció”. Como lo llevo adelante. Ya siento que debo hacerme cargo solo, pero todavía dependo de mis padres. El restaurante, siente que debe andar solo, pero a veces necesita de financiamiento, casi como de un padre al hijo para salir un sábado.

La adolescencia en el restaurante nos hace planteos como por ejemplo:

  • Quiero ser más grande para no tener estos xxx problemas.
  • Cuando sea grande, podré tener consultores y otras herramientas para que me ayuden.

Hay que pasar por esta etapa, sufrirla, llorar, y formar la arquitectura para la etapa que viene.

Y bueno llega la madurez, la adultez.

Y esta etapa tiene diferentes momentos, que hay que pasar.

  • Etapa en que el restaurante tiene su identidad.
  • Pasa a ser autónomo, depende de menos factores externos y de los que no depende los sabe sobrellevar o por lo menos no caerse o trastabillar.
  • Socialmente el restaurante en la adultez es reconocido. Conoce el camino sabe dónde frenar y donde acelerar.
  • El restaurante, en esta etapa, camina por sí mismo, pisa fuerte.
  • Sus caídas son producto de distracciones, de las cuales, hay que tener cuidado, ya que a veces se tiene menos reflejos para levantarse, a pesar de tener experiencia.

En fin la vida de un restaurante es comparable a la vida misma, saber entenderla e interpretarla hace de nuestra Gastronomía un proceso más tranquilo, coherente y un caminar más consciente.

Aquí les presento una tabla de equivalencias de la vida de las personas y el restaurante.

Los tiempos se pueden adelantar o atrasar en gastronomía, al igual que las personas y son solo orientativos.

Ser Humano Restaurante u operación gastronómica
0 a 6 años
Aprende a caminar , hablar y escribir
0 a 1 año
Aprende a conocer su hábitat
6 a 12 años
Comienza a aprender las matemáticas
1 a 3 años
Aprende de su contabilidad, sus menúes y su servicio
12 a 18 años
Define su identidad
3 a 5 años
Definen la identidad del restaurante
18 a 24 años
La madurez comienza... a sentirse
5 a 10 años
Un restaurante comienza a estar maduro
24 a 50 años
Periodo de adultez y seguridad
10 a 30 años
El restaurante esta consolidado
50 a 70 años
Es hora de comenzar a enseñar
30 a 50 años
Es hora de dejar a las próximas generaciones
Si te sirvió compártelo con tu chef, con tu gerente. Con compras, con ventas, con tus mozos, con tu colega gastronómico, NO SEAS EGOISTA.
Si no te sirvió podes vos generar algo que si sirva al otro. De esta manera algo que aparentemente no sirve, toma sentido para iniciar o emprender algo.

DISFRUTA DE LA GASTRONOMÍA - Luciano López Fuente
  • 10/10
    Contenido - 10/10
  • 10/10
    Analogías - 10/10
10.0/10
Sending
Valoración de Usuario 5 (2 votes)

Añadir Comentario

Obtiene información exclusiva y adelantos
en tu email

Accederás a información exclusiva para suscriptores, que no publicaré en el Blog.

Gracias, te mantendré informado..

Hubo un error :(